Entorno

  • Title1

    images/slider-detail/large/slider1.jpg

    thumb
  • Title2

    images/slider-detail/large/slider2.jpg

    thumb
  • Title3

    images/slider-detail/large/slider3.jpg

    thumb
  • Title4

    images/slider-detail/large/slider4.jpg

    thumb
  • Title5

    images/slider-detail/large/slider5.jpg

    thumb
  • Title6

    images/slider-detail/large/slider6.jpg

    thumb
  • Title7

    images/slider-detail/large/slider7.jpg

    thumb
  • Title8

    images/slider-detail/large/slider8.jpg

    thumb
  • Title9

    images/slider-detail/large/slider9.jpg

    thumb
  • Title1

    images/slider-detail/large/slider1.jpg

    thumb
  • Title2

    images/slider-detail/large/slider2.jpg

    thumb
  • Title3

    images/slider-detail/large/slider3.jpg

    thumb
  • Title4

    images/slider-detail/large/slider4.jpg

    thumb
  • Title5

    images/slider-detail/large/slider5.jpg

    thumb
  • Title6

    images/slider-detail/large/slider6.jpg

    thumb
  • Title7

    images/slider-detail/large/slider7.jpg

    thumb
  • Title8

    images/slider-detail/large/slider8.jpg

    thumb
  • Title9

    images/slider-detail/large/slider9.jpg

    thumb


Narón, una ciudad de fusiones

En Narón se conjugan, de una forma mágica, progreso con tradición, modernidad con clasicismo, mar con montaña, industrialización con naturaleza.

Núcleo de gran crecimiento industrial, Narón dispone de tres polígonos industriales: el de A Gándara, el de As Lagoas, y el de Río do Pozo, situados a pocos minutos del Hotel. Gracias a nuestra estratégica ubicación, podrán alojarse en nuestras habitaciones, disfrutar de nuestro excelente menú e incluso, organizar reuniones de empresa en nuestros confortables salones.

En los alrededores del Hotel KENSINGTON podemos disfrutar del discurrir del río Xuvia y los molinos que aprovechaban su caudal, como el Muiño de Amenadás, o el de As Aceas, construido a finales del siglo XVIII, o el del complejo hidráulico de Xuvia que, además de ser molino de harina sirvió para proporcionar energía eléctrica al conjunto industrial que se desarrolló en su entorno antiguamente: fábricas de tejidos, papel, y laminados de cobre.

Especial relevancia merece el Monasterio do Couto, el único cluniacense existente en Galicia, declarado monumento artístico nacional por el Ministerio de Cultura español. La edificación actual data de comienzos del siglo XII. Junto a él, la iglesia de San Martiño, de la misma época aunque tanto la fachada como la torre corresponden al siglo XVIII, perteneciente al estilo románico gallego. En su interior existe una tumba medieval de Rodrigo Esquío, de finales del siglo XV, y una variada colección de capiteles de estilo compostelano.

Castros, como el de Petouzal o el de Sequeiro o el de Os Vicás; Pazos como el de Nelle, la Casona de Verán de los Pita Romero, o el de Libunca y otros, forman parte del patrimonio histórico de la ciudad.

A muy pocos kilómetros, una innumerable sucesión de playas de mar abierto de fina y blanca arena, con aguas limpias ricas en iodo, como las de Valdoviño, Meirás, Pantín, Cobas, Doniños, y muchas otras más.

Y, por supuesto, innumerables cafeterías, pubs y discotecas distribuidas a lo largo de la Carretera de Castilla, nos brindan la oportunidad de disfrutar del ambiente nocturno